¿Cómo conservar tus libros en buen estado?

Si eres amante de la lectura, lo más probable es que tengas una biblioteca repleta de libros que sueles leer de vez en cuando. Las versiones digitales de estas historias nunca podrán sustituir en la experiencia de leer en físico cada una de las frases que han sido plasmadas en ellos, pero es inevitable que el tiempo y las condiciones ambientales pongan en riesgo su integridad. Afortunadamente hay mucho que podemos hacer, en esta oportunidad te enseñaremos cómo conservar tus libros en buen estado.

El mantenimiento de los libros

Mantener tus libros en buen estado es indispensable, no solo porque tener una estantería o biblioteca ordenada y limpia en cualquier parte de la casa es un aporte positivo a la estética, sino porque además un libro en buen estado invita a leer y durará por mucho más tiempo.

Sin embargo, los libros necesitan ciertos cuidados para mantenerlos limpios y protegidos de aquellos factores ambientales que puedan deteriorarlos, entre ellos el polvo suele ser el más recurrente.

Se impregna en las hojas y las cubiertas; aunque puede ser tumbado con cualquier sacudidor o paño, si no es bien limpiado, al tomar un libro puede acabar por mancharse.

El consejo en este caso es ubicar tu colección de libros en un lugar donde reciba la menor cantidad de polvo posible. Cuantas menos corrientes de aire hayan, mucho mejor.

También existen estanterías o bibliotecas con puertas de vidrio que evitan el ingreso de las partículas de polvo y de esta manera podrás, distanciar un poco más las labores de limpieza.

A propósito de ello, se debe realizar una limpieza general a los libros con una aspiradora o sacudidor para retirar el polvo y la suciedad que suele depositarse en la superficie y al menos una vez al mes es conveniente realizar una limpieza más profunda, donde puedas tomar cada libro individualmente y retirar toda la suciedad que pueda haber en la portada, el lomo o los bordes de las páginas.

Cuando el polvo se deposita entre las hojas puede ser sencillo eliminarlo, simplemente pasando las páginas rápidamente deslizando el dedo pulgar por los bordes, a manera de vistazo rápido por todo su contenido.

Cuando realices la limpieza procura utilizar un paño apenas húmedo para evitar que se dañen las hojas o generar humedad en tus libros.

¿Cómo conservar tus libros en buen estado?

Además de todo lo que hemos venido comentando, existen algunas recomendaciones que te serán de mucha utilidad para conservar tus libros en buen estado; echa un vistazo:

Evita que los libros estén expuestos al sol

La luz del sol puede dañar tanto al papel como la tinta, de modo que la exposición prolongada a los rayos solares ocasionará que las palabras se vean cada vez más claras y eventualmente podrían borrarse el papel. También puede resecarse y hacerse mucho más débil, corriendo el riesgo de que se rompa al leerlo.

Mantén tus libros lejos de la humedad

La humedad es el enemigo del papel, ocasiona deformaciones, cambios en su composición y reduce considerablemente su vida útil. Asimismo afecta a la tinta, pues puede originar desplazamientos de su posición original Y manchas que dificultarán la lectura.

Mantén tus libros en habitaciones secas, retirados de las ventanas para protegerlos de la lluvia. Si inevitablemente tu hogar tiene humedad, un buen truco es que cuelgues bolsitas con arroz en las estanterías para absorber una buena cantidad de ella y proteger tus libros

Cuidado con el calor

No dejes tus libros cerca de fuentes de calor como la estufa el calentador o la chimenea pues la falta de humedad también les afecta, ocasionando resequedad en sus hojas y volviéndolas quebradizas y vulnerables a roturas durante tu próxima lectura.

Utiliza cobertores para libros

Existen cubiertas que se colocan en las portadas de los libros, también protegen toda la superficie exterior de los mismos, si no tienes demasiados puedes recurrir a este tipo de protectores intercambiables que suelen estar fabricados con cuero goma Eva y otros materiales, son muy fáciles de colocar y retirar, mientras mantienen a tus historias en perfecto estado.

Otra opción es proteger cada libro con una bolsa de plástico para mantenerlo alejado de toda la suciedad.

Deja una respuesta